Inicio / Ciencias de la Tierra

Ciencias de la Tierra

1. El planeta Tierra

Imagen del planeta tierra que refleja una aparente tranquilidad, pero en su interior se vive una incesante actividad que altera la vida del hombre.

Desde sus inicios, el planeta ha experimentado dos grandes procesos de transformación: un proceso destructivo y un proceso constructivo.

El proceso destructivo ocurre por diferentes causas, las que también se pueden producir simultáneamente o por la interacción de todas o varias a la vez: la erosión, la meteorización y la subducción de placas tectónicas.

Mientras que el proceso constructivo es el fenómeno de la creación de tierra firme en el lecho marino, el vulcanismo y la formación de montañas que aumentan la elevación de ciertas regiones del planeta respecto al nivel del mar.

Estos procesos son impulsados por tres poderosas fuentes naturales de energía que actúan sobre la tierra: la energía solar, la energía cinética del agua en movimiento, y el calor interno de la tierra y el que se produce por la desintegración radiactiva de algunos elementos.

 

2. El origen de los continentes

El alemán Alfred Wegener en su libro “El origen de los continentes y los océanos”, sostiene que si pudiéramos retroceder unos 1,000 o 1,500 millones de años en el tiempo, encontraríamos el planeta tierra con composición geográfica diferente. Los continentes tendrían formas y posiciones distintas, no existiría el océano Atlántico, el monte Everest, ni las grandes islas y archipiélagos que actualmente se conocen.

Según las teorías, la tierra tiene unos 4,600 millones de años y hace unos 200 millones de años aproximadamente, los continentes formaban una sola masa de tierra firme llamada el súper continente PANGEA, que en su proceso evolutivo ha sufrido múltiples transformaciones hasta llegar a formar los cinco continentes tal como los conocemos hoy en día.

¿Pero cómo es que se da este proceso evolutivo?

La tierra firme está formada por diferentes estratos rocosos y su núcleo es una masa líquida e incandescente compuesta de minerales, gases, rocas fundidas, comúnmente llamada magma o lava, que es el material que expulsan los volcanes al hacer erupción.

El magma se caracteriza por tener una tendencia ascendente y la presión que ejerce sobre los estratos rocosos desde el interior de la Tierra y la distribución desigual de la temperatura, es la fuerza que originó la división de la tierra firme en continentes y las placas tectónicas o placas continentales.

Según las teorías del geólogo Arthur Holmes, estas placas tectónicas están en constante movimiento, produciendo el fenómeno llamado "la deriva continental".

Este movimiento se debe a que en el lecho marino existen áreas a través de las cuales continuamente emerge material magmático que al enfriarse se convierte en tierra firme y que se desplaza con tal fuerza que empuja las zonas ocupadas por los continentes y las placas continentales, en consecuencia les hace cambiar de posición.


3. Fenómenos de los límites de las placas tectónicas

Sus límites son de tres tipos que se diferencian por los movimientos que presentan dichas placas y que a la vez sirven de base para ser clasificadas como:

1. Límites divergentes: es una abertura donde las placas se separan y provocan ascenso de material magmático o lava que al enfriarse crea suelo oceánico nuevo. Son llamadas dorsales oceánicas.

2. Límitesconvergentes: es donde las placas tectónicas se aproximan recíprocamente para dar origen a lo que conocemos como subducción (destrucción) debido a que una placa se sumerge por debajo de la otra. Esto es lo que sucede en el límite de las placas de Cocos y la placa Caribe.

3. Límites de falla transformante: Aquí es donde las placas se deslizan de forma vertical y horizontal, una respecto de la otra, pero sin producir ni destruir litósfera.


 

4.El cinturón de fuego 

El Cinturón de Fuego o del Pacífico es un fenómeno geológico producto de la actividad en la zona de convergencia de las placas tectónicas y presenta una forma de herradura alrededor del océano Pacífico.

Representa una continua preocupación para América y los países orientales, ya que estas regiones por muchos siglos han sufrido sus continuos embates como terremotos, tsunamis y erupciones volcánicas, entre otras.

Por esta razón los países orientales como China y Japón han creado sofisticados sistemas de prevención, tratando de evitar que dichos fenómenos naturales sean tan desastrosos como en otras regiones del mundo.


La costa pacífica de América Latina es altamente propensa a los fenómenos geológicos naturales, los cuales registran que a través de la historia han cobrado muchas víctimas y ocasionado la pérdida de miles de millones de dólares en bienes.

La actividad volcánica que ha afectado y hasta destruido ciudades enteras continúa siendo una amenaza para los asentamientos urbanos que se ubican entre este Cinturón de Fuego.

Los países centroamericanos, entre estos El Salvador, también forma parte del Cinturón o Anillo de Fuego. Por esta razón experimentan constantemente temblores de tierra, erupciones volcánicas y otros interesantes fenómenos geológicos. Sólo en El Salvador existen numerosos volcanes activos, que aunque embellecen el paisaje, también representan un riesgo para la población que convive con ellos y su interminable actividad.


5. Ausoles, un interesante fenómeno en El Salvador

Ausoles en Ahuachapán.

Un ausol es un tipo de fuente hidrotermal que eructa periódicamente, expulsando una columna de agua y vapor caliente. Es un producto de los sistemas hidrotermales y del calor de las cámaras magmáticas de los volcanes activos en los países afectados por el cinturón de fuego o cinturón del pacífico.

Proviene de entre una grieta que llega a la superficie del suelo por donde fluye agua geotermalmente caliente. Las fuentes hidrotermales se encuentran comúnmente en lugares que son volcánicamente activos donde el magma está relativamente cerca de la superficie.

Para el caso de El Salvador, encontramos por toda la cadena volcánica que atraviesa el país desde la zona de Ahuachapán, pasando por Cojutepeque, volcán de San Salvador, volcán de San Vicente, volcán Tecapa, volcán de San Miguel, Conchagua y otros.

Este tipo de fenómeno natural ha logrado ser industrializado de varias formas en muchos países del mundo, entre ellas la generación de energía eléctrica, el desarrollo de grandes centros turísticos, deshidratado de frutas y café, entre otros.


6. Erupción volcánica

Erupción volcánica es la expulsión de magma (lava), ceniza y gases lanzados desde el interior de la tierra a través de fisuras de la corteza terrestre o la chimenea de un volcán. Cuando en el interior de la tierra se produce un ascenso de magma termina con lo que comúnmente se conoce como erupción volcánica.

La erupción puede ser violenta o tranquila, lo que depende de su composición química, su temperatura, cantidad de gases y la viscosidad de sus fluidos ya que entre más viscoso sea mayor será su resistencia a fluir y facilidad de presurizarse por los gases.

Vista aérea Volcán Ilamatepec, Santa Ana.

En superficie, los flujos de lava varíanen su velocidad. Mientras unos avanzan pocos metros en una  hora otros recorren kilómetros, pero generalmente, por su baja velocidad, los flujos de lava rara vez representan una amenaza real para la vida humana.

Los expertos afirman que la mayor parte de erupciones están precedidas y acompañadas de una serie de cambios geofísicos y geoquímicos, alteración de la composición química del agua, variación de la sismicidad, deformación del suelo y otras. Información cuya recopilación, análisis e interpretación sirven de indicadores que permiten predecir erupciones volcánicas a corto y mediano plazo.

Con el tiempo todos los volcanes se convierten en cerros erosionados que simplemente forman parte del relieve y el paisaje. Sin embargo las fuerzas del interior de la tierra, la imparable actividad entre la placas tectónicas se encargarán de continuar creando nuevos volcanes que embellecerán el paisaje que a su vez representaran nuevos riesgos con los que las generaciones de ese entonces tendrán que aprender a vivir.